sábado, 3 de diciembre de 2016

La trágica muerte del payaso que hacía reír a niños huérfanos

Anas al Basha, un trabajador social que se disfrazaba de payaso para llevar alegría a niños huérfanos de Siria murió durante uno de los atentados en esa ciudad.
“Los aviones son más como pájaros y las bombas caen como la lluvia”. Con esas las palabras describía hace dos semanas un residente de Alepo, los intensos ataques a los que estaba siendo sometida esa ciudad por parte de las fuerzas del gobierno del presidente sirio, Bashar al Asad, con el apoyo de la aviación rusa.
La muerte del joven de 24 años se produjo durante un ataque aéreo registrado el martes sobre el barrio de Mashhad, según informó la agencia AP.
“Él vivía para hacer reír a los niños y dar felicidad en el lugar más oscuro y más peligroso”, escribió en su cuenta de Facebook Mahmoud al Masha, quien se identificó como hermano de la víctima.
Según reportó AP, los padres de Anas abandonaron la ciudad antes de que el gobierno pudiera consolidar el aislamiento de la ciudad y endureciera su asedio el verano pasado, pero el joven decidió quedarse.
“Anas se negó a irse de Alepo y decidió quedarse allá para continuar con su trabajo como voluntario para ayudar a los civiles, dar regalos a los niños en las calles y brindarles esperanzas”, escribió Mahmoud al Masha en Facebook.
Según pública la BBC Mundo, el joven, que contrajo matrimonio hace apenas dos meses, trabajaba como director de un centro de una ONG llamada Space of Hope (Lugar de Esperanza), una de muchas iniciativas locales que pese a todo operan en Alepo.
Samar Hijazi, supervisora de Anas, dijo que le recordará como un amigo que amaba trabajar con los niños.
“Él montaba comedias para los niños para romper las barreras entre ellos”, dijo a AP.

0 comentarios: