Ecuador: calles y redes se cuestiona el combate a Uber y a Cabify

Guayaquil - Que “no es un servicio de taxi pirata o amarillo que se lo para en la calle”, que “son empresas internacionales que ofrecen un servicio privado mediante una aplicación móvil”, que “se paga con tarjeta de crédito o débito” y que “le están restringiendo el derecho al usuario de optar por el servicio que más le agrade” son parte de los motivos que exponen habitantes de Guayaquil, quienes rechazan los controles y acciones de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) con las plataformas Uber y Cabify.

Los cuestionamientos hacia la ATM se multiplicaron en redes sociales y en las calles desde el jueves pasado cuando comenzaron los operativos contra estas dos plataformas, horas después de que Uber inició sus operaciones en esta ciudad.
“Sobre #UBER y #Cabify: Hoy visité la Superintendencia de Bancos para exigir control. Las tarjetas de crédito no deben usarse para lo ilícito (sic)”, publicó el sábado pasado, en Twitter, el gerente general de la ATM, Andrés Roche. Aquello incrementó las críticas.
“No hay ilícito en acuerdos entre personas naturales; son plataformas virtuales que dan un servicio a nivel mundial; absurdo criminalizar (sic)”, le contestó, por la misma red, Carlos Acosta. Usuarios cuestionaron también el servicio que se da en los taxis amarillos y la falta de control de las autoridades por el uso del taxímetro.
“Nadie se opone a que funcionen plataformas, pero dicha interacción entre usuario y transporte debe darse solo con vehículos registrados y categorizados por la autoridad. ¿Es correcto que salgan a las calles sin control cientos de vehículos compactos a dar un servicio que está expresamente regulado por la ley?”, sostuvo Roche.
Hay quienes incluso creen que los controles estarían dirigidos a estas plataformas, Uber y Cabify, por supuestos intereses. “No he sabido, recién me entero que soy accionista de taxi, como usted dice”, contestó ayer el general Luis Lalama, jefe operativo de la ATM, al preguntarle aquello en rueda de prensa en el centro de retención en Los Vergeles, norte.
Ahí indicó que desde el jueves pasado hasta la mañana de ayer, la ATM retuvo 27 vehículos que estaban operando para Uber y 3 en Cabify.
“Estamos en contra del servicio informal que están haciendo estas plataformas, Uber y Cabify, utilizando vehículos que no están legalmente autorizados. Eso no vamos a permitir. Si ellos quieren trabajar de esa manera, pues es fácil, tendrán que solicitarlo a la Asamblea (Nacional) para que modifiquen las leyes”, dijo Lalama.
Resaltó que los operativos van a continuar y que las acciones también son para los llamados taxis piratas. Desde el jueves hasta ayer se detuvieron 58 carros en total, indicó. Una multa de $ 750 (dos salarios básicos unificados), 10 puntos menos en la licencia y 7 días de retención del auto es la sanción.
Para controlar el uso del taxímetro en los amarillos, Lalama dijo que está por terminarse el estudio de la tarifa real. 
Share on Google Plus

About Redacción

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *