Cinco recomendaciones para el viernes famoso

Por: Diego Sosa

Santo Domingo¿Qué podemos hacer para que el viernes y el lunes de los descuentos no conviertan a diciembre y enero en un gran dolor de cabeza? Puedo hacer algunas recomendaciones.
La época de descuentos extraordinarios llegó y muchos preparan sus fuentes de dinero para hacerle frente al temporal. Mantener a salvo la imagen crediticia, las tarjetas de crédito y las fuentes de financiamiento es una ardua tarea en estos días.
A continuación he sacado cinco puntos que pueden servirnos para conseguir lo mejor sin que seamos los perdedores.
• Entender la palabra ahorro. Hay diferentes acepciones a esta gran palabra. Para el tema financiero debemos saber muy bien que no es lo mismo que en lo literario. Ir a una tienda y aprovechar un descuento solo es ahorro financiero si quería comprar ese bien y hubiese pagado más de no estar en especial. De lo contrario es un ahorro según el diccionario, pero no para su contabilidad. Tener este concepto claro nos puede evitar gastar lo que no teníamos planificado en un bien que no estábamos necesitando.
• Hacer una lista de lo que necesita. Ponerla en orden de prioridades. No podemos comprar todo lo que queremos, aunque parezca una ganga. Si necesitamos financiamiento, iniciando por la tarjeta de crédito, terminamos pagando más de lo que aparentaba que nos costaría. Al sumar lo que nos puede costar nos daremos cuenta de lo que realmente debemos comprar, dejando afuera lo que no sea una verdadera prioridad. Las compras se deben hacer según la lista, no de acuerdo a la presión de tiempo o lo bueno de algún descuento.
• Pasarse de la raya es caro. Entendamos bien algo muy complejo. Si no podemos hacerle frente a otros financiamientos porque nos endeudamos más para aprovechar los descuentos, estamos comprando más caro de lo que aparenta. Por ejemplo: quien está financiando una tarjeta de crédito o debe otro préstamo de consumo, hasta con algún informal, debe primero hacerle frente a esas obligaciones antes de comprar la gran oferta. Lo que pagamos de financiamiento por otro lado nos encarece la vida. Hay que pagar antes de comprar lo que no es estrictamente necesario.
• Saque la cuenta de lo que puede disponer. Tanto en efectivo, lo del siguiente mes, lo que tiene ahorrado y lo que puede endeudarse. Parecería que le estoy enviando a la guillotina. No le digo que tiene que disponer de todo, sino que sepa de lo que quiere disponer. Cuando vea que gastará los ahorros que quería destinar a otras prioridades o que se endeudará para pasarse años pagando, quizá reduzca su listado de compras. Lo importante es que antes de salir de tiendas tenga dos números mágicos: del que no se quiere pasar; y del que no se puede pasar.
• Compare precios. Hay muchos comerciantes que se aprovechan de la temporada para pescar en mar revuelto. Si no hizo la pesquisa con anterioridad quizá no esté a tiempo. Si quería comprar algo debe saber el precio, solo así sería un ahorro de oportunidad.
Si no pasa el filtro lo mejor es comenzar a guardar porciones de sus ingresos para que el próximo año sea un verdadero aprovechador de ofertas. Lo importante en esta temporada es no convertir los próximos meses en problemas.
Share on Google Plus

About Redacción

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *