La producción de crudo estadounidense se disparará, dice la AIE

Estados Unidos - Se convertirá en el “líder mundial indiscutible del petróleo y el gas en las próximas décadas”.
El crecimiento en la producción petrolera estadounidense hasta el año 2025 será el más fuerte experimentado por cualquier país en la historia de los mercados de crudo, lo cual lo convertirá en el líder indiscutible entre los productores mundiales, dijo el martes la Agencia Internacional de Energía (AIE).
Los avances tecnológicos que han permitido que prospere la producción de los yacimientos estadounidenses de petróleo de esquisto generarán un crecimiento de 8 millones de barriles por día entre 2010 y 2025, superando las tasas de expansión que disfruta cualquier otra nación.
“EEUU se convertirá en el líder mundial indiscutible del petróleo y el gas en las próximas décadas”, dijo Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE. Se espera que el país represente el 80 por ciento del aumento de la oferta mundial durante el mismo período.
La producción de petróleo de esquisto y compacto estadounidense, que incluye crudo, condensados y líquidos de gas natural (LGN), aumentará a 13 millones de barriles por día para el año 2025, de una producción estadounidense total de 16.9 millones de barriles por día.
Las proyecciones a largo plazo forman parte de la publicación anual World Energy Outlook de la AIE que utiliza escenarios basados en las políticas energéticas y climáticas existentes como su caso principal. La perspectiva también incluye escenarios más ambiciosos que contemplan las acciones requeridas para reducir las emisiones de carbono y la contaminación del aire en concordancia con el acuerdo climático de París y los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU.
En un modelo de “bajo precio del petróleo”, donde el organismo energético evalúa lo que se necesitaría para mantener los precios del petróleo alrededor de los niveles actuales, la producción de crudo estadounidense mantendría los niveles actuales de crecimiento y el mundo haría la transición a coches eléctricos a un ritmo aún más rápido. En este caso, los precios se mantendrían entre US$50 y US$70 por barril hasta el año 2040, dijo la AIE.
Actualmente hay 2 millones de coches eléctricos en las calles y en el escenario principal de la AIE esta cifra llegaría a los 50 millones en 2025 y a casi 300 millones en 2040. En el escenario de bajo precio del petróleo, esta cifra tendría que aumentar tres veces hasta los 900 millones para 2040.
Las necesidades energéticas mundiales aumentarán más lentamente que en el pasado, según el escenario principal, en gran parte debido a la mayor eficiencia junto con una iniciativa a favor de combustibles más limpios. Sin embargo, se espera que la demanda se expanda en un 30 por ciento entre hoy y 2040, el equivalente a agregar otra China y otra India a la demanda mundial actual.
Gran parte de esta nueva demanda se satisfará con energía renovable, la cual contribuirá a un 40 por ciento del aumento de la demanda de energía primaria hasta 2040. Las energías renovables, encabezadas por la energía eólica y solar, capturarán dos tercios de la inversión global en plantas de energía conforme se convierten, para muchos países, en la fuente más barata de nueva capacidad de generación, dijo la AIE.
La energía solar se convertirá en la mayor fuente de energía “verde” para 2040, momento en el cual la proporción de todas las energías renovables en la generación de energía mundial alcanzará el 40 por ciento, encabezada por China e India.
Otro tema en el informe es el rápido crecimiento de la demanda mundial de electricidad en las próximas décadas, impulsada por el uso cada vez mayor de electrodomésticos en las clases medias en expansión en las economías en desarrollo y la electrificación gradual del transporte. La AIE dijo que la creciente importancia de la electricidad en el mercado de la energía debería respaldar el crecimiento de la demanda de gas, que es una fuente más limpia y más flexible de generación de energía que el carbón. Ésta sería una buena noticia para los grupos de petróleo y gas que inviertan en el gas bajo la suposición de que continuará creciendo después de que eventualmente entre en declive la demanda de petróleo.
Se esperaba que la expansión de la demanda de gas proviniera de las economías en desarrollo, pero la AIE advirtió que el crecimiento no estaba garantizado porque gran parte de la infraestructura necesaria para la generación de electricidad a partir del gas aún no existía y aumentaba la competencia por parte de las energías eólica y solar.
Share on Google Plus

About Redacción

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *