Comenzar de cero con los Marlins de Miami, la prueba de Jeter

Nueva YorkEstá por verse si Derek Jeter podrá cosechar tantos éxitos como dueño minoritario/ejecutivo de los Marlins como lo hizo como superestrella del diamante con los Yankees.
Sin experiencia en operaciones de béisbol, Jeter se encuentra cerca de Michael Hill en lo que se refiere a los movimientos concretos de jugadores. Dichas decisiones, por supuesto, incluyen el cambio de Giancarlo Stanton a los Yankees, el canje del dominicano Marcell Ozuna a los Cardenales y el dar de baja al quisqueyano Edinson Vólquez.
¿Quién sabe si podrían salir de Miami otros nombres como Christian Yelich, J.T. Realmuto o el venezolano Martín Prado?
A Jeter y los Marlins se les puede criticar por lo que recibieron a cambio de Stanton y Ozuna: Los dominicanos Starlin Castro, Jorge Guzmán y José Devers de los Yankees, además de los quisqueyanos Magneuris Sierra y Sandy Alcántara, juntos a Zac Gallen y Daniel Castaño, de los Cardenales.
A Jeter y los Marlins se les puede criticar por otras cosas, como cortar lazos de manera bien dura con leyendas como Jack McKeon, Jeff Conine, el cubano Tany Pérez y Andre Dawson.
Pero a Jeter y los Marlins no se les puede criticar por reconstruir el equipo, ya que con la organización tal como estaba, jamás iban a ganar.
Casi todos coinciden en ese último punto. Y parte de la razón es que los Marlins, con fuertes limitaciones económicas, no iban a poder competir con el peso del mayor contrato otorgado en la historia de Grandes Ligas, la de US$325 millones por 13 años de Stanton. Texto de MLB.com.
Esa clase de pactos no tiene el mejor historial del mundo. Los Rangers fracasaron con su mega-pacto otorgado a Alex Rodríguez en el 2001, cambiándolo en el 2004 a los Yankees. En el mejor de los casos, los Angelinos y el dominicano Albert Pujols han producido resultados mixtos en seis campañas, tanto a nivel individual como colectivo. El quisqueyano Robinson Canó ha rendido con los Marineros, pero Seattle no ha clasificado en ninguna de las cuatro temporadas con el intermedista estelar.
Los Rojos de Cincinnati, con grandes contratos en manos de Brandon Phillips y Joey Votto, han tenido que “reiniciar”.
Sólo equipos como los Yankees y los Dodgers, que combinan un enorme poder económico con la disposición de usarlo (y Los Angeles en menor grado ahora) pueden sobreponerse a lo que para los demás sería una carga demasiada fuerte a la hora de tener flexibilidad para armar un roster ganador.
Para los fans de los Marlins, es una historia demasiado vieja. Después de su campeonato de 1997, el equipo fue desmantelado. Luego de su título del 2003, el roster no se mantuvo con suficiente vigor. Y tras toda la esperanza del 2012 con el nuevo estadio y la adquisición de talento de renombre, se hizo una “depuración” bien dolorosa después de una sola campaña.
Jeter tratará de construir a los Marlins como lo hizo en los Yankees al principio de la década de los 90 Gene Michaels, el hombre que decidió elegirlo en el draft de 1992 para Nueva York: Con una base de talento propio. Es la única manera en que podríamos volver a ver béisbol de octubre en Miami en un futuro.
Share on Google Plus

About Redacción

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *