Se agudiza confrontación en torno al caso Odebrecht

Por: Ramón Cruz Benzán

Santo DomingoEl presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, advirtió ayer que ningún juez y ningún ministerio público tiene que decirle cómo debe de actuar, ya que él lo hace como Dios lo inspira y como su conciencia le mande.

Germán Mejía dijo que no aceptará intromisión de nadie dentro del Poder Judicial y del ministerio público, ni de nadie, absolutamente.
“El Ministerio Público no tiene por qué entrometerse en las acciones del Poder Judicial ni ningún juez tiene que decirle al presidente de la Suprema Corte de Justicia cómo debe actuar”, expresó en tono molesto Germán Mejía.
El presidente de la Suprema habló al presentar los avances de la Cuarta Cumbre Nacional Judicial a actores de la sociedad civil, organizado por la Fundación Institucionalidad y Justicia ( Finjus).
Calificó de atrevidas las acciones de la titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), Laura Guerrero Pelletier, y de la jueza Miriam Germán Brito, presidente de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia.
“Eso del ministerio público y eso de Miriam Germán son dos, vamos a decir, dos acciones que las dos son atrevidas para el Poder Judicial, porque yo soy el que tengo la voz y la representación del Poder Judicial”, acotó Germán Mejía.
La reacción de Germán Mejía se produce en respuesta a una carta que le envío la juez Germán Brito con copia a los miembros del Consejo del Poder Judicial y demás jueces de la Cámara Penal en donde le reclama que, en su condición de cabeza del Poder Judicial, se pronuncie ante “la falta de respeto y desconsideración” por parte de Guerrero Pelletier.
Germán Brito respondió así a las declaraciones de la pasada semana de Guerrero Pelletier, en la que advertía al Poder Judicial que si se acogía la recusación contra el juez Francisco Ortega, designado para conocer el juicio de los sobornos de Odebrecht, se “crearía un caos y descalabro en el sistema de justicia” y que posiblemente se buscarían “jueces favorables a los imputados”.
Germán Brito envió la carta al presidente de la Suprema Corte de Justicia, el 28 de junio, un día después de que Guerrero Pelletier emitieras sus declaraciones.
La magistrada dice que Guerrero Pelletier presentó al juez Ortega como el único capaz de “no favorecer la impunidad ni es favorable a los procesados”. Pidió al presidente que no permita las faltas de respeto y desconsideraciones.
PROCURADURÍA DICE NO SE REFIERE A LOS JUECES
Tras conocerse la reacción de Germán Mejía, anoche la Procuraduría General de la República dijo en un comunicado que reiteró su preocupación por posibles maniobras de algunos implicados y aclaró que en ningún momento se ha referido a las actuaciones de los jueces que conforman ese alto tribunal de justicia. “Bajo ningún criterio la procuraduría; ni en esta ni otras discusiones, personalizaría una referencia de tal nivel de sensibilidad”, señala la declaración.
Agrega que la titular del PEPCA, Guerrero Pelletier, se ha referido exclusivamente a las actuaciones de algunos imputados del caso Odebrecht y no de los jueces, en virtud de informaciones fidedignas, evidencias documentales y contundentes que maneja la institución con respecto a la intención de éstos de que fuera designado un juez flexible o favorable a causas y objetivos particulares. Manifestó que siempre ha respetado y respeta las decisiones de Suprema Corte, resaltando que la presente gestión se ha caracterizado por respetar su rol y a todos los honorables jueces que conforman el Poder Judicial.
Share on Google Plus

About Redacción

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *