Tres preguntas

Inés Aizpún
Opinión

¿Las víctimas son las culpables? No, las víctimas no son las que provocaron ser asaltadas en territorio dominicano. Decir que debieron no pasar por allá, “porque ya se sabe que es zona peligrosa” o que “el Gobierno debe advertir al ciudadano para que tome precauciones” es admitir que la autoridad ha perdido la batalla y pretender que la responsabilidad no recaiga en quien asalta o en quien debe garantizar el orden sino en quien... ¡es asaltado! (Es lo mismo que decir que “su marido le pegó porque le provocó, no tenía la cena lista y ella sabe que eso le molesta.”)

¿Odebrecht se da por dormido? La terrible noticia de que el hijo de un testigo colombiano en el caso Odebrecht ha sido envenenado, nos revive el caso. Sabemos más de lo que pasa en otros países que de lo que se avanza aquí. Panamá, Perú, Brasil... los tribunales van despejando dudas y reputaciones, caen condenas y altos mandatarios. Aquí no. Aquí, hasta se nos olvida que República Dominicana fue el país elegido por la empresa para instalar su departamentos de sobornos. Éramos el hub de la distribución.

¿La deuda no debe preocupar? Cada vez que el Gobierno saca al ministro de Economía a tranquilizar por la deuda... sube la preocupación. No es verdad que los países no quiebran. Tampoco es lo más recomendable endeudarse en dólares sin producirlos, ni es cierto que los préstamos que aprueban sus señorías son los más sanos... Si cada vez los programas sociales benefician a más gente, como se ufana la propaganda oficial, es porque la gente que las necesita no es capaz de renunciar a esas ayudas. Se mire como se mire... no es buena noticia.
Share on Google Plus

About Redacción

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *