RD aprobó la evaluación del GAFILAT, ¿y ahora qué?

 Paola Clisante
Opinión

Recientemente, el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT) emitió el Informe de Evaluación Mutua de República Dominicana, mediante el cual fueron presentados los logros alcanzados por el país en materia de prevención, control, persecución y sanción del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo y, asimismo, consigna las recomendaciones de mejoras e implementación con miras a reforzar la estructura de prevención en cuestión.

Este informe es el resultado del proceso de evaluación país que concluyó a principios de 2018, con la visita in situ de los representantes de dicho organismo internacional y el desarrollo de una serie de entrevistas a los sectores con principalía en la ejecución de sistemas de prevención de lavado de activos: bancos, intermediarios de valores, aseguradoras, casinos, agentes inmobiliarios, dealers, entre otros.

Vayamos por partes. El GAFILAT es un grupo regional dedicado a la prevención y combate del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo y, además, pertenece al Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) que, a su vez, es responsable de fijar estándares y promover la implementación efectiva de medidas legales, reglamentarias y operativas para evitar la materialización de amenazas relacionadas con la integridad del sistema financiero internacional, cuyo marco reglamentario con mayor preponderancia está compuesto por sus recomendaciones, o como se les llama: Las 40 Recomendaciones del GAFI.

Estas recomendaciones ofrecen un marco integral de aquellas medidas que los países deben implementar para prevenir el lavado de activos y sus delitos precedentes y derivados.

República Dominicana es miembro del GAFILAT desde el año 2016 y, por ello, tiene la obligación de ejecutar las disposiciones contenidas en dichas recomendaciones, pues de no precisarse su cumplimiento satisfactorio, es pasible de ser sancionada e integrada a una de las listas de países no cooperantes, cuyas consecuencias podrían impactar negativamente en el desarrollo y economía de una nación. Por esta razón resultaba tan importante que el país superara la evaluación de la que fue objeto.

El GAFILAT evaluó, fundamentalmente, el cumplimiento de las Recomendaciones del GAFI que giran en torno a lo siguiente: políticas nacionales relativas a prevención de lavado y coordinación, sistema legal y los problemas operativos, financiamiento del terrorismo y proliferación de armas de destrucción masiva, medidas preventivas, supervisión, personas y estructuras jurídicas y cooperación internacional.

Ahora bien, la aplicación de cada una de las recomendaciones supone un resultado. El informe en cuestión revela que República Dominicana alcanzó 7 recomendaciones parcialmente cumplidas, esto es, que aún existen deficiencias moderadas; 19 recomendaciones mayoritariamente cumplidas, lo que significa que existen deficiencias menores; y 14 recomendaciones cumplidas, lo cual se traduce en que no existen deficiencias.

Las recomendaciones en las que el país obtuvo mejor calificación son las 2 (Cooperación y Coordinación Nacional), 3 (Tipificación del Lavado de Activos), 4 (Decomiso y Medidas Provisionales), 5 (Tipificación del Financiamiento del Terrorismo), 9 (Leyes sobre el Secreto de las Instituciones Financieras), 13 (Banca Corresponsal), 15 (Nuevas Tecnologías), 20 (Reporte de Operaciones Sospechosas), 23 (APNFD: Otras Medidas), 27 (Facultades de los Supervisores), 29 (Unidades de Inteligencia Financiera), 33 (Estadísticas) y 35 (Sanciones).

Sin embargo, las aristas donde se evidenciaron mayores debilidades están recogidas por las recomendaciones 8 (Organizaciones sin Fines de Lucro), 14 (Servicios de Transferencia de Dinero o Valores), 18 (Controles Internos y Sucursales y Filiales), 19 (Países de Mayor Riesgo), 26 (Regulación y Supervisión de Instituciones Financieras), 32 (Transporte de Efectivo) y 39 (Extradición).

En ese sentido, el GAFILAT reconoció considerables avances en materia de prevención de lavado, siendo los principales la actualización del marco normativo dominicano, a propósito de la puesta en vigencia de la Ley núm. 155-17. Sobre este aspecto se destacan que los instrumentos legales especializados en esta materia se encuentran ampliamente en línea con los estándares internacionales.

También reconoce que el país cuenta con varios acuerdos bilaterales de cooperación internacional y se ha adherido a las convenciones internacionales relevantes. Señala como aspecto positivo la práctica vigente en el país en cuanto a la persecución de casos de lavado de activos cuyos delitos determinantes hayan ocurrido en el extranjero, aunque advierten esfuerzos en la persecución del lavado de activos proveniente del narcotráfico por ser una amenaza prominente.

De igual modo, advierte que la cantidad de bienes incautados o decomisados, a pesar de ser creciente, todavía presenta importantes oportunidades de mejora y que la supervisión del sector seguros y cooperativo presenta significativos desafíos en materia de enfoque basado en riesgos.

Por ello, sugiere una serie de acciones prioritarias, como elaborar estudios para la comprensión del alcance de los riesgos de aquellos sectores considerados de mayor riesgo al tiempo de adoptar medidas mitigadoras y apropiadas según las características específicas de cada sector, mejorar los procesos de debida diligencia del sector no financiero, ingresar al grupo Egmont, elaborar medidas para que se logre la recuperación de fondos y bienes producto de actividades criminales.

Es evidente que retos hay muchos; pese a ello, debe significarse que la aprobación de esta evaluación real y efectivamente constituye un respiro para el país, aunque esto no se queda aquí. República Dominicana deberá emitir, anualmente, informes actualizados que evidencien los avances obtenidos y las correcciones de aquellas deficiencias señaladas por el GAFILAT. Además de ello, el país podría ser sometido a evaluaciones de seguimiento por parte de dicho organismo internacional en un período aproximado de dos años, según la práctica común de este. Hemos salido victoriosos, pero no nos descuidemos, pues nos puede salir más cara la sal que el chivo.
Share on Google Plus

About Redacción

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *