Violencia mala y violencia buena

Alberto Amato 
Opinión

Con el dirigente Juan Grabois a la cabeza, militantes de la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) forzaron una reja del Canal 13, irrumpieron con violencia en el hall y durante una hora exigieron el cumplimiento de una medida que la emisora no puede tomar porque corresponde hacerlo al ENACOM. Les dio igual, la idea era mostrar su fuerza. 

Los totalitarios no pueden prescindir de la violencia. Si lo hacen, mueren. Grabois, un hijo espiritual del papa Francisco, no eligió el momento oportuno para romper rejas. Lo hizo el mismo día en el que el Papa condenó la violencia que puede engendrar el abuso policial. Dijo Francisco: “Un acto que proviene de buena intención puede convertirse en ilícito sino es proporcionado al fin”. Teléfono para el señor Grabois. Salvo que el dirigente de la CTEP crea que hay una violencia mala, la que ejerce el Estado, y una violencia buena, la que ejerce él. Esa falsa opción sembró de sangre la Argentina de hace cuatro décadas. Y Grabois, con ancestros políticos, lo sabe mejor que nadie.
Sobre abusos y moralina

Máximo Kirchner, ya que hablamos de totalitarios, calificó de “calvario” el drama de las mujeres que sufrieron acoso y abusos en “La Cámpora”. Se quedó corto: calvario es una palabra de la épica religiosa. Pero él sabrá. De paso, atacó a los medios, que se ocuparon con profundidad y coraje de esos casos, y dijo: “Quieren corrernos con la moralina y la ética”. Si los medios no se hubiesen ocupado de ese drama desatado en La Cámpora, y que Kirchner no podía ignorar, el diputado alegaría que la prensa calla. Más allá de sus ilusiones persecutorias. el juego de Kirchner es tan obvio, tan hipócrita, tan artero y bárbaro que queda al desnudo en la tercera palabra. Los abusos no llegan solos. Tienen raíces.
Share on Google Plus

About Redacción

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *