Alejamiento momentáneo

Alejamiento momentáneo
Tomás Aquino Méndez
Opinión

Santo Domingo – Entiéndanme.  No se ha perdido el cariño.  El afecto  sigue igual.  La amistad, sincera, no disminuye por un alejamiento  momentáneo. En los últimos días hemos tenido que variar la forma de expresar nuestro cariño, respeto y solidaridad con los demás.

Hemos dejado de dar y recibir ese abrazo caluroso que nos identifica y que ha sido recomendado hasta por los propios médicos, como forma de aliviar penas y dolores. La facilidad como se transmite el mortífero coronavirus, ha provocado que cambiemos de hábitos al saludar.  Expresivos como somos, con cercanos y lejanos, tenemos que resistirnos.  Para mí, es difícil ver a mis amigos, compañeros de trabajo, mis hijos o mis nietos  y no confundirme en un abrazo o estrechar sus manos. Pero, el  momento lo amerita. Nos alejamos hoy por el bienestar y la tranquilidad de mañana. Si queremos seguir juntos y en salud, entonces tenemos que asimilar este mandato de los que cuidan nuestra salud: los medicos.  Estoy seguro que será una medida momentánea. Mis amigos, mis  compañeros de trabajo y mi familia deben entenderlo. Cuando me extiendan la mano y no la tome, no es por descortesía o altanería, es que quiero seguir un tiempo más entre todos ustedes. Lo del coronavirus, aunque lo vemos como un mal puede beneficiar a la  humanidad a corto plazo. Dios siempre nos da la carga que podemos llevar.  Por eso, entiendan mi alejamiento momentáneo.

Redacción

Redacción

Entérate de grandes noticias, nacionales, internacionales, deportes, farándula y algo más. (El Mundo de los Periodistas - República Dominicana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *