¿Danilo y Faride en la misma hoguera?

¿Danilo y Faride en la misma hoguera?
Tony Raful
Opinión

Santo Domingo – Sorprendente y chocante en grado sumo. El presidente Danilo Medina envía a las Cámaras  el proyecto de Ley sobre las tres causales, debidamente explicado y con respeto por la vida humana en todo su sentido, precisando los casos excepcionales que pueden presentarse, bajo recomendación médica y prescripción ética. Y resulta y viene a ser, que el flamante candidato a la Senaduría por el Partido de la Liberación Dominicana, en un acto temerario e irrespetuoso y poco táctico, para con el Presidente Medina, quien lo puso en la posición que está y que le ha premiado con cargos en la administración pública, que por cierto dejan mucho que desear por su actitudes anti obreras, se opone públicamente a las tres causales y se regodea  con el Pastor que ha emprendido una campaña sucia, indigna de su investidura, contra ese proyecto de Ley, y por supuesto contra el presidente Medina, y  en particular contra la diputada Faride Raful, a la que tergiversa, mintiendo  como obseso inquisidor de nuestro tiempo histórico.

Imbuido de pretensiones indebidas, el candidato a Senador, entiende que el presidente Medina, está  profundamente equivocado, y en una actitud desafiante se une al coro fanatizado que   condena  la susodicha Ley, olvidando adrede, que no fue la diputada Faride que la sometió, sino el presidente Medina. Y no solo lo reta, sino que firma documentos que pone en entredicho al presidente Medina, cuyo empoderamiento del proyecto de Ley, es notorio y auténtico. Sin carisma ni capacidad política, inorgánico ideológica y partidariamente, el candidato a Senador, prescinde de Danilo Medina. Imagínese lo que haría si lograra una Senaduría, que le niegan las grandes masas populares y demás sectores del Distrito Nacional.

El presidente Medina y Faride Raful han tenido contradicciones fundamentales en el ejercicio de este período de Gobierno, pero coinciden en un proyecto de Ley, que en ninguno de sus articulados apoya el aborto, ni las clínicas de aborto, ni los negocios abortivos, pero que la lengua viperina de falsos predicadores de la palabra de Dios, impostores de la fe, manipulan a su antojo, desencadenado espectáculos de virtual esquizofrenia, para incidir en la  voluntad de sus oyentes. Lejos de la palabra de amor, misericordia  y perdón, que  hace 20 siglos, Jesús, impartió, cuando desconoció a los  prelados de su época,  y perdonó a la ramera, y les quitó potestad a los hombres para juzgar la conducta humana frente a Dios.

Mis diferencias con el presidente Medina, no me llevarán nunca a desconocer   sus facultades  y ejercicio sostenido de  la vida política, por lo que no le temo a las coincidencias cuando  éstas  representan  un aporte a la sociedad. De la misma manera tengo amigos en el Gobierno, a quienes respeto, entre otros, a Gustavo Montalvo y Flavio Darío Espinal, independientemente  de las naturales diferencias  partidistas. El candidato a Senador acompaña al Pastor a encender  la hoguera donde llevarán a Danilo y a Faride.  ¿Lo lograrán? Lo dudo mucho. Hay copiosas lluvias anunciadas para esos días.

Redacción

Redacción

Entérate de grandes noticias, nacionales, internacionales, deportes, farándula y algo más. (El Mundo de los Periodistas - República Dominicana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: