España tiene desiertas las plazas de pediatría que atienden a casi 100.000 niños

España tiene desiertas las plazas de pediatría que atienden a casi 100.000 niños

Por: Nuria Monsó

Madrid – Todos los niños son iguales, nazcan en Huelva o en Alicante… pero la atención que les da la sanidad pública no es la misma. Disponibilidad de médicos, diferentes calendarios vacunales, listas de espera para la atención temprana… los pediatras de atención primaria han puesto el foco en la falta de equidad entre las carteras de servicios de las autonomías.

La Asociación Española de Pediatría de Primaria (Aepap), que celebrará su 17º congreso desde este jueves 13 de febrero hasta el domingo 15 en Madrid, señala que la causa más grave de inequidad es la falta de médicos. Los pediatras de primaria se van jubilando y el recambio generacional no llega.

Las consultas están saturadas y al menos un 25% de las plazas no están cubiertas los especialistas en niños, sino por médicos de Familia, pero la situación varía por provincias.

“Un niño nacido en un pueblo de Almería, Huelva o Ciudad Real tiene un 50% de posibilidades de no ser atendido por un especialista en Pediatría. Otro niño nacido en Salamanca o Zaragoza tiene más suerte, porque todas las plazas están cubiertas por pediatras”, ha explicado Concepción Sánchez Pina, presidenta de la asociación.

PLAZAS SIN MÉDICO

Pero el dato más preocupante para la asociación son aquellas plazas de la sanidad pública en las que no hay contratado ningún médico. Si la Aepap detectaba que había 56 vacantes en 2018, este año han contabilizado 94 plazas, un 67% más. O sea, “más de 94.000 niños y adolescentes sin un facultativo que les atienda“. El mayor déficit se encuentra en Andalucía (28), Comunidad Valenciana (15) y Castilla y León (12).

La sociedad alerta de que no tiene datos fiables de Madrid y Cataluña, donde constatan que esas consultas sin médico también existen. “A veces sí contratan a algún suplente durante un tiempo, pero luego éste se va…”, ha apuntado la pediatra.

Los pediatras de atención primaria siguen saturados. El cupo óptimo máximo es de 1.000 pacientes bajo su responsabilidad, como se marcó en el Marco Estratégico de Atención Primaria del Ministerio de Sanidad, aprobado en abril de 2019 con el objetivo de mejorar las condiciones y servicios en los centros de salud.

Pero de momento el 42% de los pediatras supera esa cifra de niños. Los peores casos se dan en Ceuta y Melilla (todos los profesionales sobrepasan ese máximo), Madrid (72%) y Castilla-La Macha (58%), según datos oficiales de Sanidad.

“Lo más importante es favorecer a integración de pediatras recién formados en los centros de salud y no en otros niveles asistenciales”, ha reivindicado Sánchez Pina. “Para ello necesitamos flexibilidad horaria, más tiempo en la consulta disminuir los cupos y aumentar el presupuesto para primaria”.

Además, defienden que la atención óptima de los niños debe hacerse con un equipo formado por un pediatra y una enfermera especializada en la atención infantil que se dedique a ello de forma exclusiva, figura que, por ejemplo, no existe en Andalucía. Lo más frecuente es que además haya una enfermera por cada dos pediatras.

DIFERENTES SERVICIOS EN CADA AUTONOMÍA

Pero no sólo hay problemas derivados de la falta de médicos o enfermeros, sino también diferencias en los servicios que incluye la sanidad pública en cada comunidad.

Por ejemplo, la lista de espera para acudir a las unidades de atención temprana es distinta. La mayoría de las autonomías tienen un tiempo menor de 3 meses, pero en Aragón, la espera media es de 6, y en Madrid, cerca de un año.

Tampoco el calendario vacunal es el mismo, a pesar de que ya se había acordado un calendario único. “Nos costó mucho conseguirlo y se han vuelto a generar diferencias que nos parecen inexplicables”, ha afirmado César García Vera, vicepresidente de la asociación. Por ejemplo, la de meningococo B se oferta en Navarra, Castilla y León y Galicia; la última también añade la de Meningococo ACWY, que ofrece asimismo Andalucía.

Los pediatras también han señalado que las pruebas de talón para realizar el cribado neonatal no analizan las mismas enfermedades. Autonomías como Cataluña, Aragón o Andalucía analizan más de una veintena de patologías, mientras otras como Baleares, Cantabria o Navarra se limitan a las de la cartera básica a nivel nacional.

Los médicos han demandado además que haya un acuerdo nacional sobre la atención bucodental en la sanidad pública y que se defina un protocolo de atención a los niños de altas capacidades para abordar su situación de forma precoz y así evitar problemas de salud en el futuro.

Redacción

Redacción

Entérate de grandes noticias, nacionales, internacionales, deportes, farándula y algo más. (El Mundo de los Periodistas - República Dominicana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: